Estudiantes de la UTC desarrollarán proyectos productivos en Boxasní para fomentar el turismo

  • 19-11-2018

El municipio de Cadereyta de Montes, el más grande territorialmente de Querétaro, ofrece una basta riqueza cultural, arquitectónica y artesanal, y es en la comunidad de Boxasní, donde estudiantes de la Universidad Tecnológica de Corregidora (UTC), pertenecientes a la carrera de TSU en Turismo, área Desarrollo de Productos Alternativos, realizaron una serie de visitas, entrevistas y reconocimiento de lugares y actividades propias del lugar, con el fin de desarrollar proyectos y modelos de negocio que beneficien a los artesanos de la localidad.  

Durante la visita, se documentaron los procesos artesanales que se realizan, como son: la elaboración de artesanías de barro, del pulque, fuegos pirotécnicos, así como la gastronomía del lugar, rica por su mezcla de cultura chichimeca, su flora y fauna, que han hecho merecedor del nombramiento de Pueblo Mágico a Cadereyta, además de ser la entrada, junto con Jalpan de Serra, a la Sierra Gorda de Querétaro.  

Uno de los procesos documentados fue la elaboración de las artesanías, que comienza cuando los artesanos acuden a una mina a seleccionar y recoger el barro en piedra, se pasa por los molinos añadiéndole agua en función de las piezas a realizar; una vez que se tiene la arcilla pasada por los molinos, la siguiente fase es el amasado, se coloca la peña de barro en el torno y se da forma de las piezas de forma artesanal. Finalmente, la cocción dependerá del tipo de artesanía y de los esmaltes que se usen, por tanto, la duración de esta cocción está entre las ocho y 10 horas a una temperatura aproximada a los 1.000 ºC.
 

Al respecto, el rector de la UTC Arturo Vallejo Casanova, mencionó que “es importante que nuestros estudiantes realicen este tipo de viajes de prácticas, no sólo se han desarrollado proyectos para Corregidora, también se busca que otras comunidades del estado de Querétaro desarrollen su potencial turístico, de ahí que los jóvenes implementen sus conocimientos en el rescate y promoción de las riquezas de nuestro estado”, afirmó.  

De igual manera, los jóvenes presenciaron y documentaron el proceso de elaboración de los tejidos de ixtle y de manta; la extracción y preparación del pulque, así como de la pirotecnia, que es una actividad cuyas características propias de elaboración requieren de medidas precautorias para la fabricación y almacenamiento de sus materiales químicos, sus productos intermedios y producto terminado.
 

Con toda la documentación que recabada, los alumnos desarrollarán proyectos de innovación y mejora turística de la zona, que permitan el incremento de estas actividades en dicha comunidad, así como su proyección, aprovechamiento y afluencia de turismo local, nacional e internacional, en beneficio de los habitantes y la economía de Querétaro.